Consejos para enfriar la casa sin aire acondicionado

Ha llegado el verano. Y antes que él, la primera ola de calor, a la que parece que le seguirán bastantes más. Nosotros, que somos asturianos, no tenemos aire acondicionado en casa. Por eso, hemos pensado en traeros una serie de consejos para enfriar la casa sin necesidad de que instaléis el aparatoso sistema. ¿Os interesa? ¡Seguid leyendo!

El ventilador: Vuestro gran aliado

Comenzamos nuestros consejos para enfriar la casa con lo que sabemos que es una obviedad, pero un ventilador os va a facilitar mucho la vida. Sin embargo, debéis tener en cuenta que el ventilador sólo mueve el aire, no lo enfría. Por eso, os damos un par de consejillos:

  • Ponedlo dándole la espalda a la ventana.
  • Podéis crear vuestro propio ventilador con nebulizador casero y mezclar la brisa con pequeñas gotas de agua fría. En ehow nos explican cómo hacerlo.

¡Cuidado con las telas!

¿Tenéis un sofá de piel o polipiel en casa? Entonces seguro que habéis sufrido el drama de quedaros pegados, el sudor... En verano el rey de vuestra casa debe ser el algodón. Por eso, evitar esas sensaciones tan desagradables pasa por cubrir vuestro sofá con este tejido.

Y recuerda que cambiar las sábanas y sustituir las de invierno por unas de verano y de algodón también te ayudará a dormir mejor.

¿Ventanas abiertas o cerradas?

Una de las dudas que nos surgen es si debemos mantener las ventanas abiertas o cerradas.

Es sencillo, debemos aprovechar para ventilar y refrescar la casa una vez que cae la intensidad del sol. Abriremos la ventana por la noche. Durante el día, lo ideal es que cerremos no sólo las ventanas si no también las persianas, de forma que conservemos un entorno fresco y agradable.

Aprovecha las corrientes de aire

Si hay alguna habitación que esté orientada al norte y sea más fresca que el resto, cierra la puerta para evitar que "se contagie" del ambiente caluroso. En el resto de la casa, estudia la ubicación de las ventanas. Cuando haya una frente a la otra, abrir ambas generará una corriente natural de aire que servirá para enfriar el hogar.

Más consejos para enfriar la casa sin aire acondicionado: ¡Cuidado con los electrodomésticos!

Utilizar la lavadora, el lavavajillas, etc, es muy útil, pero genera un calor del que no somos conscientes. Por eso, lo mejor es utilizarlos por la noche, cuando el calor ya ha bajado. Además, lo mejor es evitar utilizar luces incandescentes. Nosotros apostamos por luces led, que no desprenden calor y que quedan tan bonitas como os enseñamos aquí.

Y recuerda cocinar con la puerta cerrada y la campana encendida, de forma que el calor no se disperse por el resto de las estancias de vuestra casa.

Por último, os recordamos que los colores claros, espacios amplios y grandes ventanales ayudan a refrescar vuestro hogar. Si necesitáis ayuda, ¡no dudéis en poneros en contacto con nosotros!

Si te gusta compártelo

No hay comentarios

Agregar comentario